¿Qué riesgos tiene darse de alta como autónomo en el extranjero para pagar menos cotizaciones?

¿Qué riesgos tiene darse de alta como autónomo en el extranjero para pagar menos cotizaciones?

El Col·legi Oficial d’Agents Comercials de Barcelona (COACB) ha advertido de la aparición de plataformas online que ofrecen a los autónomos españoles trabajar en España y pagar la cuota en el extranjero. Podría suponer la pérdida de sus cotizaciones a la Seguridad Social y ser investigados.

 

El Col·legi Oficial d’Agents Comercials de Barcelona (COACB) ha alertado de la aparición de plataformas que ofrecen distintas fórmulas para que los autónomos trabajen en España pero coticen menos y paguen menos impuestos por estar dados de alta en el extranjero. Estos servicios – presuntamente legales – prometen ventajas fiscales y menos cuota de que las que los trabajadores por cuenta propia tienen que pagar actualmente en España. Sin embargo, los emprendedores que opten por esta opción corren el riesgo de “perder absolutamente todas sus cotizaciones” e incluso tener problemas con Hacienda, aseguraron los agentes comerciales.

“Desde hace más de dos años recibimos consultas privadas acerca de la legalidad y pertinencia de estos servicios”, advirtió Jordi Martí, gerente de COACB. “Los particulares nos comentaban que se les había ofrecido la posibilidad de tributar en el extranjero o ejercer por cuenta propia con un coste inferior al que supone emprender en España”, añadió el experto.

Tras estas consultas, COACB decidió investigar si realmente era posible o no ejercer por cuenta propia en España tributando en el extranjero. “Últimamente se están abriendo muchos negocios con este propósito. Se trata de una “sorprendente ingeniería fiscal”, agregó Martí. Pero, sentenció ,»hasta la fecha podría ser legal pero también peligroso».

 

 

¿Qué riesgos entraña darse de alta como autónomo en el extranjero en un servicio online?

“La alerta que queremos lanzar no es sobre la legalidad de este servicio es de la responsabilidad que contrae el tributante al cotizar en el extranjero y ejercer en España”, matizó el experto. La decisión, continuó, depende única y exclusivamente del particular. “Si alguna línea de esa tributación está mal planteada o Hacienda decide investigarle, el problema puede ser gravísimo”, advirtió Martí.

Según Martí esto supone dos retos o riesgos para España. El primero es que si un autónomo decide darse de alta en el extranjero en una plataforma online, puede que dicha plataforma “desaparezca de la noche a la mañana” y por tanto todas las cotizaciones, impuestos y gestiones del emprendedor “se esfumen”.

La COACB ha querido alertar también al futuro Gobierno de España de que este tipo de acciones se incrementarán en los próximos años si los autónomos españoles continúan teniendo «la cuota más alta de Europa».

 

¿Qué prometen las plataformas online que dan de alta a los autónomos españoles en el extranjero?

Según fuentes fiscales consultadas por este medio, cualquier ciudadano que busque en internet las siguientes palabras, “autónomo tributar noruega”, encontrará algunos portales web que ofrecen la posibilidad de “trabajar desde España, sin cuota de autónomos”. “Venderte un DNI es algo que debería alertar a todos”, aseveró Martí. A continuación, expondremos algunos productos y servicios que ofrecen este tipo de negocios.

La plataforma en cuestión, cuyo nombre mantendremos en el anonimato, ofrece lo que ella misma denomina ‘Módulo Noruego’ para ejercer por cuenta propia en España. “El Módulo Noruego es una sociedad de responsabilidad limitada (SL) con sede social en Noruega, formada por uno o varios miembros. Estos miembros pueden ser tanto personas físicas, como personas jurídicas (Otras empresas)”, afirma el servicio.

 

¿Qué prometen las plataformas online que dan de alta a los autónomos españoles en el extranjero?

Según fuentes fiscales consultadas por este medio, cualquier ciudadano que busque en internet las siguientes palabras, “autónomo tributar noruega”, encontrará algunos portales web que ofrecen la posibilidad de “trabajar desde España, sin cuota de autónomos”. “Venderte un DNI es algo que debería alertar a todos”, aseveró Martí. A continuación, expondremos algunos productos y servicios que ofrecen este tipo de negocios.

La plataforma en cuestión, cuyo nombre mantendremos en el anonimato, ofrece lo que ella misma denomina ‘Módulo Noruego’ para ejercer por cuenta propia en España. “El Módulo Noruego es una sociedad de responsabilidad limitada (SL) con sede social en Noruega, formada por uno o varios miembros. Estos miembros pueden ser tanto personas físicas, como personas jurídicas (Otras empresas)”, afirma el servicio.

Según este negocio, sus prácticas actúan “bajo el marco legal del EEE (Espacio Económico Europeo), leyes de libre comercio firmadas en Bruselas y EFTA (Asociación Europea de Libre Comercio) ofreciendo desde el 2008 a cualquier ciudadano del mundo, la posibilidad de mejorar su futuro económico, manteniendo la plena legalidad, como cualquier otra empresa Europea”.

Entre sus servicios, oferta a los interesados las siguientes oportunidades:

  • Trabajar desde España, sin cuota de autónomos. (Sin establecimiento permanente)”, asegura el negocio.
  • “Operar con IVA Transfronterizo y operar con Umbral de IVA. (Aumentando tu margen de beneficios un 21%)””.
  • “Desgravar como gastos el uso de tu hogar como oficina. (Alquiler, agua, luz, gas, gasolina, vestuario, mobiliario,etc.”.
  • “Constituir tu empresa sin necesidad de aportar capital social. (Ahórrate los 3.000 euros).
  • “Declarar anualmente. Olvida el peso de cada trimestre y céntrate en lo que importa”.
  • “Ser persona jurídica. Limita tu responsabilidad jurídica frente a terceros.(Protege tu patrimonio personal)”.
  • “Reducir el impuesto sobre sociedades al 19% sobre beneficios.(Ingresos – Gastos)”.
  • “Cuenta bancaria donde quieras, incluido España o cualquier otro país. (Te asesoramos)”.
  • “Facturar a cualquier parte del mundo, vivas donde vivas”.
  • “Disfrutar de una operativa simple, legal y protectora de tu bienes personales”.
  • “Posibilidad de solicitar DNI Noruego, cotizar a la Jubilación Estatal Noruega con paga asegurada y mucho más…”.
  • “Además no necesitas desplazarte a Noruega, nosotros nos encargamos de todo el proceso, para que tengas tu empresa en tiempo récord. ¿Quiere saber más? ¡Contáctanos!”, concluye este ejemplo de servicio por que los autónomos pueden darse de alta en el extranjero.

 

Teletrabajo en verano: la Justicia aclara si un empleado puede trasladarse a otro lugar sin avisar a la empresa

El teletrabajo sigue estando todavía muy presente y muchos negocios con empleados han implementado de forma permanente un modelo híbrido en el que se combinan ambas opciones de trabajo. Ahora, con la llegada del verano, es común que mas negocios, además de adaptar sus jornadas y convertirlas en intensivas, permitan también que sus empleados también puedan teletrabajar. Pero ¿desde dónde puede trabajar un empleado? ¿El lugar de trabajo puede ser una decisión unilateral? ¿Puede un empleado teletrabajar desde un lugar de veraneo sin consultarlo con su empresa?

En los últimos años, los tribunales ya se han pronunciado varias veces sobre esta cuestión, dando la razón a las empresas y no a los empleados. Es el caso, por ejemplo,  de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que declaró la procedencia del despido de un empleado que modificó su domicilio de trabajo sin contar con la autorización de la empresa.

Hay que tener diferenciar entre teletrabajo y trabajo a distancia

Uno de los cambios laborales más relevantes que trajo la pandemia fue la implantación del trabajo a distancia en muchos negocios. De hecho, en poco más de un año, el porcentaje de empleados que se encontraban bajo esta forma de trabajar se cuadriplicó. En este contexto, a finales de 2020, el Gobierno aprobó la nueva Ley de teletrabajo, que supuso un antes y un después en esta modalidad de trabajo y que endureció las sanciones para los negocios que incumplieran con lo dispuesto en dicha normativa.

Así, los trabajadores autónomos con empleados que trabajen desde casa -o que tengan posibilidad de hacerlo- tienen que tener en cuenta la Ley 10/2021 de Trabajo a distancia, que entró en vigor el 1 de octubre de 2021. Esta ley regula todo lo relativo a este método de trabajo, que fue propulsado por la pandemia y que, a día de hoy, sigue estando presente en una gran parte de las empresas y negocios españoles.

Una de las grandes dudas que surgen, sobre todo cuando llega la época estival o fechas tan familiares como la Navidad, es si los empleados pueden escoger su lugar de trabajo sin avisar a la empresa o si, por el contrario, el autónomo empleador tiene que dar siempre su visto bueno y llegar a un acuerdo explícito con sus trabajadores.

Según explicó a este diario el abogado laboralista y socio del despacho AGM Abogados, Luis San José, lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de resolver las cuestiones relativas al teletrabajo y su posible ubicación es que hay dos conceptos diferentes y, como tal, deben tratarse por separado.

“Antes que nada, hay que diferenciar entre el teletrabajo y el trabajo a distancia. El teletrabajo es ocasional y se desarrolla en un lugar alejado de la sede de la empresa, pero manteniéndose conectado para atender reuniones, comunicaciones entre compañeros, así como llamadas a clientes o a proveedores, entre otros. Es aquel que se lleva a cabo mediante el uso exclusivo o prevalente de medios y sistemas informáticos, telemáticos y de telecomunicación”, explicó San José.

Todo ello, añadió, “se hace desde su domicilio o lugar o espacio asignado por la empresa. Es decir, el teletrabajo no se realiza por una libre decisión del trabajador, sino más bien por otorgarlo el empresario”. Éste sería el caso, por ejemplo, de una empresa que permite a sus empleados teletrabajar durante los meses de verano. Una medida ocasional propuesta por la empresa y que facilita la conciliación durante esta época del año.

Por su parte, según explicó a este diario el abogado consulado, el trabajo a distancia “se realizada de manera continua y no ocasional fuera de la sede empresarial”. En este caso, matizó el abogado, “es una forma de organización en la que el trabajador tiene la opción de elegir libremente el lugar desde donde se ejecuta la actividad laboral, ya sea la vivienda habitual, la casa de la playa, u otro lugar elegido por él mismo”. Este sería el caso de una empresa cuya sede, por ejemplo, se encuentra en Barcelona y permite que sus empleados no tengan que residir en dicha provincia para formar parte de la plantilla.

La empresa debe conocer el lugar desde el que sus empleados teletrabajan

En lo que respecta al lugar de prestación del servicio, éste está regulado por la Ley 10/2021. Concretamente, el artículo número 2 de dicha ley señala “que el teletrabajo se prestará en el domicilio de la persona trabajadora o en el lugar elegido por ésta, durante toda su jornada o parte de ella, con carácter regular”.

Según explicó el abogado consultado, “el pacto de teletrabajo debe realizarse por escrito y con acuerdo de las dos partes (empresario y trabajador) también en lo referente al domicilio donde se prestan los servicios, por lo que éste deberá figurar en el acuerdo de teletrabajo”. Es decir, cuando un autónomo y su empleado acuerden jornadas de teletrabajo, se deberá tratar la ubicación desde la que se trabajará de forma ocasional.

No obstante, matizó San José, el empleado puede cambiar el domicilio del teletrabajo. “Lo más recomendable es notificar este cambio a la empresa y que quede constancia de ello”, sentenció el experto consultado.

Otra cuestión, añadió, sería que el convenio colectivo de la empresa o del sector señalase que es obligatorio trabajar en remoto desde el domicilio habitual. “En este caso no sería posible realizar el cambio de domicilio, salvo, como siempre, si existe pacto entre las partes”.

Todo ello, aclaró Luis San José, suele ocurrir por una cuestión de seguridad al utilizar datos sensibles, así como por una cuestión de Prevención de Riesgos Laborales (PRL). Asimismo, para muchas empresas es una cuestión de necesidad al requerir, por ejemplo, que el empleado que se encuentra teletrabajando tenga que acudir presencialmente en algún momento a la sede o ubicación de la empresa o negocio.

¿Puede un empleado teletrabajar desde su segunda residencia?

Una de las grandes cuestiones que surgen, principalmente durante los meses de verano, es si los empleados pueden teletrabajar desde su segunda residencia. Según explicó el abogado laboralista, “en un principio sí, siempre y cuando se cumpla con los estándares que señala la Ley de Prevención de Riesgos Laborales”.

No obstante, añadió, “la respuesta final siempre la tiene la empresa”, por lo que “es mejor” que ésta siempre tenga constancia del lugar desde el que teletrabajan sus empleados, para que se pueda realizar la evaluación de riesgos laborales de su puesto de trabajo.

En otras palabras, concluyó el abogado de AGM Abogados, Luis San José, “la empresa deberá obtener toda la información acerca de los riesgos a los que está expuesta la persona que trabaja a distancia o en teletrabajo”.

De hecho, ya ha habido en los últimos años varias sentencias que se han pronunciado sobre esta cuestión, dando la razón a las empresas y no a los empleados. La sentencia número 901/2021, de 20 de octubre de 2021, dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, por ejemplo, declaró la procedencia del despido de un empleado que modificó su domicilio de trabajo sin contar la autorización de la empresa.

Esto se debió a que en la nueva ubicación no había buena conexión a internet y, por tanto, no podía desempeñar correctamente sus obligaciones. Esto ha ocurrido también en otras ocasiones por no disponer de un espacio apto para trabajar.

Algunas obligaciones de los empleadores que establece la ley

La Ley del teletrabajo recoge también ciertos aspectos que todos los negocios tienen que cumplir desde su entrada en vigor si ofrecen a sus asalariados la posibilidad de cumplir con su jornada laboral desde sus domicilios. Por ejemplo, la voluntariedad del mismo.

Además, la norma establece que «las empresas deberán suministrar las herramientas, medios o equipos fungibles. Es decir el material necesario para llevar a cabo el trabajo como un ordenador, una mesa, una silla, etc.  Y deja en manos de la negociación colectiva, a través de una disposición transitoria, cuál será el gasto que deberá abonar el empleador por el consumo de electricidad, wifi o gas que conlleve el teletrabajo de su empleado.

¿Es realmente cierto que los autónomos españoles pagan la cuota más alta de toda la Unión Europea?

Es totalmente falso que los autónomos españoles pagan más cuota que el resto de Europa”, aseveró Celia Ferrero, vicepresidenta de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) y una de las grandes expertas en Seguridad Social encargada desde hace años de representar al colectivo en las mesas de diálogo social. Entre otras cosas, añadió, “porque el sistema de protección social para los trabajadores por cuenta propia de nuestro país no es comparable al resto”. No es sólo lo que se paga, sino lo que se obtiene a cambio. En la mayoría de países los autónomos no tienen apenas prestaciones y tienen que acudir a los seguros privados para obtener, por ejemplo, los cuidados sanitarios en caso de enfermedad.

Un mantra bastante extendido, incluso entre algunos entendidos en la materia, es que los autónomos en España pagan una cuota muy alta a la Seguridad Social, más que sus colegas de países vecinos. Sin embargo, los expertos aseguran que en España, a diferencia del resto de países de la UE, se paga una cuota que cubre todas las contingencias, desde la baja por enfermedad hasta la que se produce por maternidad, desde el accidente al cese de actividad, desde la jubilación a la incapacidad, exactamente igual que un asalariado.

Sin embargo, en la mayoría de países europeos los autónomos apenas si obtienen prestaciones por sus cuotas. Es decir, las cotizaciones de los autónomos españoles les otorgan una serie de prestaciones y derechos que son inexistentes en el resto de países de la Unión Europea.

“Todos los estados miembros tienen sistemas mixtos. Fundamentados, en la mayoría de los casos, por un pilar universal y solidario  a los que se suman otros pilares complementarios o alternativos”, explicó la vicepresidenta de ATA. En el caso de España, del pilar universal y solidario “salen todas las pensiones contributivas y las prestaciones sociales  – como el cese de actividad – que pueden disfrutar los autónomos en España”, añadió Ferrero. Las cotizaciones de los trabajadores por cuenta propia en España cubren un espectro tan amplío de contingencias que no requieren de seguros complementarios. “El resto de países europeos sí necesitan complementos a sus cuotas, en la mayoría de los casos tienen que pagar al Estado y, además, a un sistema de protección privado de forma obligatoria”, comentó la vicepresidenta.

En Alemania, afirmó Ferrero, “los autónomos pagan una cuota que ronda los 140 euros (que varía en función de sus ingresos) pero están obligados a complementaros con seguros privados. Al final si sumas sus cotizaciones y los complementos, la cuota es mucho más alta que en España”, aclaró.

“Yo creo que por muy mal que parezcan que están las cosas en nuestro país, los extranjeros acuden principalmente por nuestra cobertura sanitaria. En Italia, por ejemplo, un autónomo debe pagar su seguro médico por fuera de su cuota de afiliación.  Es decir, no cuenta con la sanidad universal como en España y si enferma, debe costearlo él.

Incluso, un emprendedor de otro país que trabaje en España cuenta con la sanidad pública– que es universal para él y su familia -, prestaciones como el cese de actividad, ayudas para el emprendimiento o, por citar alguna en concreto, las recientes ayudas a la digitalización de los negocios”, señaló.

Asimismo, concluyó Ferrero, “los autónomos tienen bajo el pilar solidario cubiertas todas sus necesidades y además – gracias a los complementos como el Plan de Pensiones de Empleo Simplificado – los trabajadores por cuenta propia pueden aumentar sus prestaciones como la jubilación si lo desean. En el resto de estados miembros de la Unión Europea no existe esa opción”.

España es el país de Europa que más protege a los autónomos

Un informe elaborado por ATA revela que España titulado ‘Acceso a la Protección Social de los trabajadores sea cual sea su forma de empleo en el marco del Pilar Europeo de Derechos Sociales’ revela que los trabajadores por cuenta propia de nuestro país son los que cuentan con el mayor escudo de protección social de Europa.

Además, con la entrada en vigor del sistema de cotización por ingresos reales (Real Decreto Ley 13/2022), “se han cubierto y mejorado aspectos como los accidentes de trabajo y que la prestación por cese de actividad deje de ser voluntaria”, corroboró Ferrero.

A continuación, recogemos las coberturas sociales que actualmente disfrutan a través de sus cotizaciones los afiliados al RETA en España frente al resto de países europeos:

La protección social de los trabajadores autónomos españoles
Prestación Frente a los trabajadores asalariados en España Frente al resto de trabajadores

autónomos en la UE (media)

Asistencia Sanitaria La misma cobertura que para los asalariados, no depende de cotizaciones ni carreras de cotización Universal y gratuita, sin copagos, en España. En algunos países de la UE existen copagos (Croacia) y/o el reembolso de gastos sanitarios previamente incurridos (Francia, Alemania, Bélgica)
Incapacidad Temporal Voluntaria para los autónomos agrarios y en casos de pluriactividad, a diferencia de la obligatoriedad que afecta al resto de autónomos. Se cubre con cargo a la SS desde el 4º día. Los asalariados desde el 16º. Cobertura obligatoria similar al caso representativo europeo. Obligatoria sólo para ciertas actividades en (Alemania, Austria y Lituania) No cubierta por la cuota básica y requiere cotización adicional (ej. Alemania, Suiza, Italia, Grecia y Holanda). En todos los países el periodo de carencia es superior al caso español.
Jubilación Mismas condiciones nominales que para los asalariados, pero pensiones efectivas sensiblemente menores por la elección de bases mínimas. Jubilación Activa más ventajosa para autónomos con asalariados Condiciones nominales menos exigentes que en los países más avanzados de la UE, pero similares a las de la media europea. En Francia, Noruega, Finlandia, Suecia o Suiza (voluntario), cohabitan una prestación mínima con carácter universal y una prestación complementaria ligada a los ingresos por cotización. En Reino Unido los autónomos sólo tienen derecho a la pensión básica estatal

 

La protección social de los trabajadores autónomos españoles
Prestación Frente a los trabajadores asalariados en España Frente al resto de trabajadores

autónomos en la UE (media)

Asistencia Sanitaria La misma cobertura que para los asalariados, no depende de cotizaciones ni carreras de cotización Universal y gratuita, sin copagos, en España. En algunos países de la UE existen copagos (Croacia) y/o el reembolso de gastos sanitarios previamente incurridos (Francia, Alemania, Bélgica)
Incapacidad Temporal Voluntaria para los autónomos agrarios y en casos de pluriactividad, a diferencia de la obligatoriedad que afecta al resto de autónomos. Se cubre con cargo a la SS desde el 4º día. Los asalariados desde el 16º. Cobertura obligatoria similar al caso representativo europeo. Obligatoria sólo para ciertas actividades en (Alemania, Austria y Lituania) No cubierta por la cuota básica y requiere cotización adicional (ej. Alemania, Suiza, Italia, Grecia y Holanda). En todos los países el periodo de carencia es superior al caso español.
Jubilación Mismas condiciones nominales que para los asalariados, pero pensiones efectivas sensiblemente menores por la elección de bases mínimas. Jubilación Activa más ventajosa para autónomos con asalariados Condiciones nominales menos exigentes que en los países más avanzados de la UE, pero similares a las de la media europea. En Francia, Noruega, Finlandia, Suecia o Suiza (voluntario), cohabitan una prestación mínima con carácter universal y una prestación complementaria ligada a los ingresos por cotización. En Reino Unido los autónomos sólo tienen derecho a la pensión básica estatal
Desempleo

(Cese de Actividad)

Voluntaria para la mayoría de autónomos (obligatoria para asalariados). Menor periodo de disfrute y ausencia de subsidio equivalente En bastantes países de la UE no existe esta prestación para los autónomos (Reino Unido, Bélgica, Grecia, Alemania, Francia, Bulgaria, Estonia o Chipre, entre otros).  En Reino Unido, Grecia, Alemania o Estonia, existe sin embargo la posibilidad de acceder a una prestación no contributiva. Es obligatoria en países como Portugal, Finlandia o Suecia y voluntaria como en España en Dinamarca, Austria, Rumania o Irlanda, aunque los periodos de  cotización exigibles son mayores.
Maternidad/

Paternidad

Mismas condiciones que para los asalariados. A la reincorporación tras los permisos de maternidad/paternidad, los autónomos disfrutan de condiciones más ventajosas Mejores condiciones generales, ya que en algunos países de la UE, los permisos de paternidad o no existen o están muy postergados respecto a los de maternidad (Bélgica, Dinamarca, Grecia, entre otros), tanto en el acceso como en los periodos de las bajas. Alemania, no con carácter general, no dispensa de prestación por maternidad (acceso voluntario para agricultores).
Accidentes de Trabajo y Enfermedad Profesional Obligatorio para los TRADE,  similar cobertura que para los asalariados, y voluntario para el resto En España es voluntaria, como en Dinamarca, Polonia o Suiza. Es obligatoria, en Portugal, Suecia Irlanda o Austria. Esta cobertura no existe en muchos países para los autónomos (Bélgica, Reino Unido u Holanda), está contemplada sólo para agricultores (Francia, Alemania, Noruega -en ambas accesible de forma voluntaria limitada para ciertas actividades-, Luxemburgo o Italia)
Viudedad y Orfandad Idéntica protección nominal que para los asalariados, pero prestaciones más reducidas por causa de bases y carreras de cotización más reducidas Similar protección que en el resto de la UE, aunque hay países en los que o no existen pensiones propiamente dichas de supervivencia (Dinamarca) o son voluntarias (Finlandia, Alemania)
Dependencia (Cuidados de Larga Duración) Prestaciones universales, previa calificación médica, condicionadas a recursos, como para los asalariados Cobertura insuficiente en España frente a la media de la UE, debido a la ausencia de seguros de dependencia propiamente dichos y limitación de recursos. Alemania, Bélgica-Flandes, Grecia y Francia, entre varios otros,  tienen seguros de dependencia
Incapacidad Permanente Cobertura nominal similar para trabajadores autónomos y asalariados, pero prestaciones inferiores por las razones mencionadas. Incapacidad sobrevenida incluida Cobertura similar en España a la de la mayoría de los países de la UE, pero sin periodos de carencia ni prestaciones a tanto alzado como en algunos países (Bélgica, Francia o Alemania). Se cubren con carácter universal por condición de residente y no de cotizante, de forma íntegra en el caso de Dinamarca, Holanda, Suecia y Reino Unido, y en Noruega o Finlandia de forma parcial.
Prestaciones Familiares Son prestaciones universales que no distinguen por estatuto laboral En general, insuficientes respecto al caso medio en la UE
Nota: la comparación con la UE debe interpretarse teniendo en cuenta que se trata de valoraciones medias y que hay varios países europeos claramente mas avanzados y otros tantos claramente menos avanzados que España.

 

 

¿Cuánto pagan de cuota los autónomos en los principales países europeos y qué reciben a cambio?

  • Reino unido 

Reino Unido tiene un sistema de Seguridad Social que se basa en niveles de ingresos. Las personas que trabajan por cuenta propia y generen menos de 6.475 libras al año  -7657,17 euros- no tienen obligación de cotizar, aunque tampoco tendrán derecho a la mayoría de coberturas básicas.

Los autónomos británicos cuyos ingresos sean superiores a 7.657 euros estarán sujetos a dos posibles tipos de cotización, según los beneficios obtenidos en el año:

• Cotizaciones a la Clase 2. Cuota única de 3,55 euros a la semana: Cotizarán aquí los autónomos cuyos beneficios sean iguales o superiores a 7.657 euros  pero inferiores a  11.235 euros.

 Cotizaciones a la Clase 4Un 9 % de los beneficios obtenidos: Aquí cotizarán los autónomos que ingresen entre 11.235 euros y 59.500 euros. A partir de los 59.500 euros hay un 2% adicional de cotización sobre los beneficios que superen este importe.

Si bien es cierto que en Reino Unido, los autónomos que ingresan menos de 11.200 euros apenas pagarían 12 euros al mes de cuota, no hay que olvidar que no tendrán derecho a apenas coberturas y sus prestaciones, serán las más básicas: 

-Pensión básica del Estado y la Nueva Pensión estatal; subsidio por Maternidad (Maternity Allowances): prestación por Incapacidad; prestaciones por muerte y supervivencia.

Sin embargo, no tienen cobertura por pensión adicional del Estado (la jubilación contributiva española) o desempleo (cese de actividad)

  • Francia

En Francia, los autónomos tienen derecho a una bonificación durante el primer año de actividad -similar a nuestra tarifa plana- aunque en este caso no pagan nada durante esos doce primeros meses. 

A partir de ese primer año, las cuotas en el país galo se calculan en función de los ingresos obtenidos y el tipo aplicable varía en función del sector de actividad.  Las tasas que se aplican y que conforman la cuota son, en líneas generales:

  • 12% de los ingresos para actividades comerciales
  • 22% de los ingresos para servicios y para profesiones liberales no reguladas
  • 22% para profesiones liberales reguladas (como pueden ser psicólogos o abogados)

Hay que tener en cuenta que algunas prestaciones como el cese de actividad se tienen que pagar aparte. Por lo general, los tipos aplicables dan derecho a:

  • Asistencia sanitaria.
  • Jubilación.
  • Pensión de viudedad.
  • Pensión de invalidez.

Las demás coberturas, habitualmente, se tienen que contratar bajo seguros privados o complementarios.

  • Alemania

El sistema alemán es uno de los más complicados de analizar, ya que en él se entremezclan muchas veces impuestos y cotización. Normalmente, la cuota es de 140 euros a partir de 1.700 euros de los ingresos mensuales, y por debajo de esa cantidad no se paga. Hay que pagar aparte un seguro médico obligatorio de alrededor de 200 euros al mes.

Tampoco hay que olvidar la Incapacidad Temporal, la pensión o el cese de actividad no están cubiertas por la cuota básica y requieren muchas veces de cotización adicional.

  • Portugal: 

Al igual que en Francia, en Portugal durante el primer año los autónomos están exentos de pagar cuota. Después el tipo de cotización se fija entre un 21,4% sobre la base de cotización del trabajador por cuenta propia. La mínima es de 664,8 euros y la máxima de 5.318 euros al mes.

Esto último, exceptuando algunos casos como los autónomos sin ingresos que sólo tendrían que aportar 20 euros de cuota.

En este caso, el país luso ofrece a cambio de esta cuota unas protecciones muy similares a España para los autónomos, como pueden ser cese de actividad, Incapacidad Temporal -denominado subsidio de enfermedad-; paternidad y maternidad; pensión de jubilación; incapacidades permanentes…

  • Países Bajos:

En Países bajos se exige a los autónomos pagar tan sólo una cuota fija de unos 50 euros anuales, que se abona a través de la Cámara de Comercio. Ahora bien, esta cuota no da prácticamente ninguna protección al trabajador por cuenta propia y, por lo tanto, se le obliga a contratar una cobertura médica privada que cuesta entorno a 100 euros al mes. Además, es recomendable contratar otros seguros accesorios.

Sin embargo, sí existen seguros nacionales  de jubilación, viudedad, gastos especiales de asistencia sanitaria, etcétera. La diferencia en este caso es que las cuotas de estas coberturas las cobra la Agencia Tributaria holandesa y no la Seguridad Social.

El ministro Escrivá subió las cotizaciones sin previo aviso en enero

También es cierto que los autónomos se han quejado, y ATA ha venido denunciándolo en repetidas ocasiones, los diversos incumplimientos de los pactos sobre cotizaciones a los que se había llegado con el ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Uno de los más sonados fue la subida un 8,6% de las cuotas en enero de este año, sin previo aviso. Realmente fue un doble incremento: por un lado por efecto del nuevo Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) derivado de la reforma de las pensiones y, por otro, por la decisión unilateral de realizar una de las mayores subidas que han experimentado las bases de cotización para aquellos autónomos -la gran mayoría- que eligieron la «revalorización automática».

Lorenzo Amor, presidente de ATA denunció que el ministro José Luis Escrivá pactó una subida del 0,6% en el IMEI y luego decidió elevarla hasta el doble, concretamente hasta el 1,6%. Todo ello ha repercutido, no sólo en las cotizaciones de los autónomos sino en las de sus empleados.

¿Cómo pueden proteger los autónomos su local u oficina de las plagas de insectos en verano?

A partir de la primavera y durante todo el verano, muchos locales y oficinas sufren la aparición de insectos y polen que pueden suponer un verdadero problema para el negocio, sobre todo si trabajan de cara al público. Las moscas, mosquitos o cucarachas, así como los ácaros y el polen son frecuentes por estas fechas y perjudican tanto la calidad del aire como el ambiente y la salud en el espacio de trabajo.

Por un lado, los insectos como las cucarachas, mosquitos y hormigas pueden invadir la oficina generando incomodidad y mala imagen. El polen, por su parte, que a menudo es invisible para nuestros ojos, puede perjudicar la calidad del aire en cualquier lugar. No hay que olvidar que el polen es uno de los alérgenos más comunes y es responsable de desencadenar una serie de reacciones en los bronquios de clientes y empleados. Los síntomas pueden variar desde leves a severos, e incluyen estornudos, congestión nasal, irritación ocular y, en los peores casos, ataques de asma.

La protección contra insectos y polen puede parecer una tarea ardua, pero con los recursos y herramientas adecuados, el autónomo puede convertir su oficina o su local en un espacio libre de estos molestos intrusos.

Protección contra insectos y polen en locales u oficinas

La primera línea de defensa contra los insectos suele ser siempre la prevención ya que, en el momento en el que aparece una plaga, es mucho más complicado erradicarla. Para prevenir que esto ocurra, es fundamental mantener limpios los espacios, y asegurarse de sellar cualquier entrada potencial para los insectos.

No hay que olvidar que todos ellos, desde las cucarachas hasta las moscas y los mosquitos suelen verse atraídos por los restos de comida y los espacios oscuros y húmedos.  Por ello, es especialmente importante mantener la higiene en el lugar de trabajo, especialmente si el negocio está enfocado a la hostelería o a la venta de cualquier alimento.

Una vez limpio y ventilado el lugar de trabajo, se puede empezar a prevenir la entrada de insectos al negocio con varias herramientas como, por ejemplo, las mosquiteras para puertas. Estos elementos están diseñados para permitir la ventilación y la entrada de luz a la oficina o al local al mismo tiempo que evitan que los insectos se cuelen. Además, se pueden instalar en todas las puertas que den al exterior, incluyendo la principal, la del patio o incluso la del balcón, si lo hubiera.

La clave para controlar el polen está en la calidad del aire

En cuanto al polen, la clave siempre está en mantener una buena calidad del aire. Para ello, una de las soluciones más habituales es usar filtros de aire. Los filtros de aire pueden ayudar a reducir la cantidad de polen y otros alérgenos en el negocio, mejorando la calidad del aire y la salud respiratoria, sin que sea necesario dejar de abrir las puertas y ventilar el local.

Otra opción para reducir el polen es el uso de purificadores de aire. Estos dispositivos pueden ayudar a filtrar el polen y otros alérgenos, reduciendo la posibilidad de reacciones alérgicas.