Ayudas recibidas en 2020 por COVID-19: ¿qué ocurre si no se cumplen los requisitos y se obliga a su devolución?

Ayudas recibidas en 2020 por COVID-19: ¿qué ocurre si no se cumplen los requisitos y se obliga a su devolución?

Las ayudas en materia económica promovidos tanto por el Estado como por las CCAA para paliar los efectos negativos derivados de los cierres ocasionados para hacer frente al COVID-19, en lo que respecta al horario comercial como de la actividad en su conjunto, han llevado a que muchos autónomos hayan solicitado y percibido ayudas durante el ejercicio 2020 que deben consignar en la declaración de la Renta de este año.

La práctica totalidad de las ayudas mencionadas se determinaban conforme a criterios o requisitos que, por su urgencia y necesidad, venían a determinarse con posterioridad a la concesión de la ayuda lo que, en no pocas ocasiones, determinaba que se emplease, como forma de resarcimiento a la Administración en el incumplimiento de los requisitos, la devolución de las ayudas.

Ahora bien, la pregunta que sigue es: ¿Cómo tributan tanto la percepción de las ayudas como la devolución que de ellas se solicite por incumplimiento de los requisitos?

Pues bien, a la hora de hablar de la inclusión o no de dichas cantidades en la declaración de la renta debemos estar a la fecha de notificación de la obligación de devolver las cantidades correspondientes a las ayudas y subvenciones percibidas. Si la notificación se realiza en el propio ejercicio en el que se concede la ayuda o subvención, la incidencia en el Impuesto será nula ya que se estará minorando la base imponible en la misma cantidad en la que se aumentó en el momento en que se llevó a cabo el registro de la ayuda o subvención concedida.

En caso de que la notificación que obligue a su devolución se reciba con posterioridad a la finalización del período impositivo en que esta fue concedida, se llevará a cabo la rectificación de la autoliquidación presentada por ser esta contraria a los intereses del obligado tributario, eliminando los importes declarados como inválidos y solicitando el reintegro de la cantidad correspondiente por ingresos indebidos.

Además, debemos tener presente que si la declaración de la renta 2020 aún no ha sido presentada, ante la previsión de que se lleve a cabo el acuerdo para devolución de las ayudas y subvenciones, a fin de evitar unos mayores costes directos e indirectos para el autónomo, se puede esperar a presentar la declaración hasta agotar el plazo máximo y así poder excluir de dicha declaración las cantidades que se vayan a devolver. De esta manera evitaríamos tener que presentar una solicitud de rectificación de la autoliquidación con posterioridad a su presentación.

Si tienes cualquier duda puedes contactar con nosotros

Tags:
, ,