Estos son los trámites imposibles de gestionar para los autónomos en las webs de Hacienda y Seguridad Social

hacienda

Estos son los trámites imposibles de gestionar para los autónomos en las webs de Hacienda y Seguridad Social

Estos son los trámites imposibles de gestionar para los autónomos en las webs de Hacienda y Seguridad Social

La digitalización obliga a los autónomos a tener unos conocimientos mínimos para poder gestionar los trámites administrativos de Hacienda y Seguridad Social. Sin embargo, la falta de asesoramiento y la escasez de citas hacen que, en la mayoría de los casos, resulte imprescindible acudir a una mano experta.

Prácticamente la totalidad de los trámites con la Administración se hacen ahora de forma telemática, lo que obliga a los autónomos a comunicarse vía digital. No es únicamente que algunos de ellos carezcan de conocimientos en esta materia, sino que las propias webs de hacienda, Trabajo y Seguridad Social, lejos de simplificar los trámites, han complicado muchos procesos hasta el punto de que resulta imposible realizar la gestión. La presidenta del Colegio de Graduados Sociales de Madrid (CGSM), Eva Torrecilla, reconoce que los tramites con la Administración “se han complicado”, algo que genera una “gran preocupación” entre el colectivo.

Según explicó a este diario la portavoz de la Asociación Española de Asesores Fiscales y Gestores Tributarios (ASEFIGET), María Dolores Ortega, la digitalización debería suponer la facilitación de muchas gestiones, pero es cierto que ahora “requiere de una serie de conocimientos, sobre todo a la hora de gestionar determinados trámites con Hacienda y Seguridad Social”.

Solicitar la capitalización del paro, darse de alta como autónomo, rellenar modelos de Hacienda o solicitar algún cambio en una declaración censal son algunos de los trámites que, en palabras de esta experta, están causando más quebraderos de cabeza a los autónomos y que, por tanto, al final, en vez de poder hacerlos ellos mismos, vuelven a requerir la asistencia de un profesional especializado. La digitalización no parece que haya simplificado los trámites.

Estos son los trámites digitales con Hacienda y Seguridad Social que resultan más complejos

Según explicó la portavoz de la Asociación Española de Asesores Fiscales y Gestores Tributarios (Asefiget), María Dolores Ortega, son varios los trámites que están resultando difíciles de gestionar digitalmente para una gran parte de los autónomos.

Solicitud de capitalización del paro

Según su experiencia, explicó Ortega, “el trámite que más dificultad tiene para los autónomos es la solicitud de prestación del pago único del desempleo con el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Es una misión imposible”.

En palabras de la experta, es un tema “bastante complejo” que se tiene que hacer con cita. Sin embargo, recalcó, “es muy complicado que te den una cita de manera rápida, ya que se tienen que pedir a primera hora de la mañana porque se terminan enseguida, y además, pueden darse en cualquier Administración de la comunidad donde te encuentres, pudiendo ser  bastante lejos de tu domicilio”.

Si bien es cierto que si se dispone de certificado digital es más sencillo comunicarse con la administración, y que, por tanto, todo es más rápido ahora, “en el SEPE nos encontramos con que los autónomos tienen mucha dificultad para que les den información, para que les digan cómo va su trámite”.

Antiguamente, explicó, había funcionarios que atendían y ofrecían una ayuda más personalizada, “pero ahora eso tiende a desaparecer, porque todo es telemático y digital. Sin embargo, no todos los autónomos y emprendedores tienen los conocimientos básicos en materia administrativa”. Sin duda, sentenció, “el SEPE es donde más se tendría que mejorar”.

Darse de alta y de baja como autónomo

Los asesores fiscales tienen la posibilidad de realizar las gestiones administrativas de forma centralizada a través del programa CIRCE. Sin embargo, los autónomos no tienen esa posibilidad y, en muchas ocasiones, tienen que acudir a distintas Administraciones para realizar un trámite concreto, algo que dificulta mucho la gestión y provoca que se cometan errores.

“Al final, los autónomos y las pymes tienen que acudir a asesores, porque necesitan que se les ofrezca cierta seguridad jurídica y fiscal. Son muchos los pasos que hay que dar y hay muchos organismos diferentes. Un autónomo que no tenga conocimiento en estas cosas lo tendrá muy complicado. No conocen los trámites, los pasos que hay que dar, los plazos o las obligaciones, y es normal, porque no tienen por qué saberlo”, explicó la experta fiscal.

Tramitar el alta como autónomo es otra de las dificultades a las que se enfrentan los trabajadores por cuenta propia. “Si no se hace a través de un asesor, el autónomo tendrá que ir a dos organismos distintos para darse de alta, o incluso a tres en caso de solicitar la capitalización del paro. Una vez que se haya solventado lo del pago único, necesitas darte de alta tanto en Hacienda como en Seguridad social, lo que supone gestionar distintos trámites en dos organismos totalmente diferentes, cada uno con sus circunstancias y sus pasos específicos”, explicó. Lo mismo sucede con los procesos de baja.

Rectificación de errores en declaraciones censales

Para gestionar correctamente los trámites con la Administración, destacó Ortega, es necesario tener unos conocimientos mínimos básicos, no solo a nivel administrativo, también a nivel fiscal. “Cuando se comunica un alta como autónomo, uno de los documentos que hay que rellenar es el modelo 036, y no es nada fácil hacerlo. No es intuitivo y necesita unos conocimientos técnicos, que al final implican la necesidad de acudir a un asesor fiscal”, dijo.

El hecho de no tener conocimientos básicos en materia administrativa puede llevar a proporcionar información errónea. “Si, por ejemplo, das de alta que tienes una obligación y desconoces lo que implica esa obligación, si después no cumples con tu deber, puede encontrarte en problemas con la Administración”, sentenció.

Además, destacó, hoy en día, “como todo tiende a digitalizarse, la Administración tiene mucha información y reclama enseguida. Y no es fácil acceder y hacer cambios si hay algún error, sobre todo en las declaraciones censales. Si en una declaración censal, cuando tú te das el alta cometes un error o comunicas algo incorrecto, no es nada sencillo cambiarlo en algunos casos. Porque tienes que acreditar que esa circunstancia no se da o no las has tenido”.

Por ejemplo, si un autónomo indica que va a tener trabajadores, ya sea porque se equivoca o porque piense que los va a tener, “genera una obligación que, si no conoces las implicaciones que esto supone, puedes encontrarte con un problema. “No es fácil acceder a la Administración para hacer una variación de datos por un error en una comunicación. Te piden que justifiques muchas cosas”, matizó.

Lo mismo ocurre si el error lo ha cometido la Administración. “Si, por ejemplo, un autónomo tiene un problema de recaudación porque le han emitido mal un recibo, algo que puede ocurrir, no tendrá una vía sencilla para resolverlo. Seguramente tendrá que recurrir a un asesor para ello”, destacó Ortega.

Solicitud de prestaciones

La solicitud de prestaciones, pese a que ha mejorado bastante a raíz de la pandemia por Covid-10, sigue siendo un trámite que trae de cabeza a muchos trabajadores por cuenta propia. “Con la pandemia todo se procuró hacer digital y telemáticamente. En su momento nos pilló a todos fuera de juego, pero ya nos hemos ido acostumbrando», señaló.

Aun así, hay ciertas cosas que, “aunque sea más fácil por tener el Certificado digital”, al hacerlas “hay muchos formularios que realmente no son intuitivos y son difíciles de rellenar”. Por ejemplo, destacó la experta, una persona mayor que no esté acostumbrada a lo digital, “no lo tendrá sencillo, por lo que tendrá que acudir a un asesor para que se lo rellene”. También tendrá la opción de pedir cita, “pero tal y como está ese asunto, no le será fácil tampoco”.

Realización de consultas personalizadas

Aquellos autónomos que busquen asesoramiento sobre ciertos trámites, como puede ser la decisión de jubilarse este año o esperar unos años más, necesitan un asesoramiento personalizado. Sin embargo, según explicó Ortega, “la Administración no lo hace”.

“Antes había teléfonos de consulta, pero ahora están muy saturados y, además, las consultas no ayudan mucho, porque tienen un nivel muy básico de conocimiento. Está muy protocolizado y no te dan un asesoramiento más amplio para ciertas gestiones que igual son necesarias”, señaló.

En general, añadió, cuando los autónomos tienen que realizar un trámite que “se sale de una gestión habitual y normalizada”, se encuentran con bastantes dificultades para resolverlo “si no es con un asesor y los medios que éste tiene”. En el caso de los asesores, explicó, “tienen unos medios de sede electrónica vía su certificado de autorización RED, con los que pueden acceder a ciertas cosas a las que un autónomo no tiene acceso”.

La digitalización obliga a algunos autónomos a recurrir a ayuda externa

Tal y como señaló la presidenta del Colegio de Graduados Sociales de Madrid (CGSM), Eva Torrecilla, los tramites con la Administración “se han complicado”, algo que genera una “gran preocupación” entre el colectivo.

“Los autónomos están obligados por ley a comunicarse de forma telemática con la Administración. Hay que tener en cuenta que no todos los autónomos tienen firma digital o han solicitado la clave PIN, y muchos no tienen los conocimientos para realizar gestiones administrativas de forma digital”, explicó Torrecilla. De esta forma, cuando éstos van a utilizar los sistemas informáticos que establece la Seguridad Social o la Agencia Tributaria “se ven en esa imposibilidad de poder decir quienes son y hacer las consultas pertinentes, porque las oficinas prácticamente están cerradas para las gestiones diarias de trámites como solicitudes de prestaciones o consultas”, añadió.

Como colectivo, denunció la presidenta del Colegio de Graduados Sociales de Madrid (CGSM), están “bastante preocupados” por la cantidad de información y de gestión que debe realizarse con los medios de los que actualmente se dispone. “Desde la propia Administración deberían hablar entre ellos para que no fuera necesario, por ejemplo, el hecho de que tengan que recurrir a los propios autónomos para tener ciertos datos”, explicó Eva Torrecilla, quien destacó “la poca ayuda que se está recibiendo”.

La visión es similar por parte de la portavoz de la Asociación Española de Asesores Fiscales y Gestores Tributarios (ASEFIGET), María Dolores Ortega, quien explicó a este diario que, aunque la digitalización supone muchas facilidades, requiere una serie de conocimientos, sobre todo para determinados trámites con Hacienda y Seguridad Social.

“En mi opinión, es un poco temerario realizar una serie de comunicaciones con la Administración sin previo asesoramiento con un profesional, porque puede llegar a ser complicado. Hay mucha inseguridad a la hora de realizar trámites, y es necesario que alguien lo simplifique y explique todos los trámites necesarios. Un error a la hora de presentar algún trámite ante la Administración puede conllevar sanciones económicas”, denunció.

Realizar determinados trámites “por libre” suele ser más complejo

Aunque, según explicó Eva Torrecilla, algunos portales web de la Administración han cambiado, eso no significa “que a la persona que no sabe cómo funciona le pueda resultar complejo, ya que no sabe qué tiene que declarar o cómo lo tiene que hacer”. En ocasiones, añadió, se abren desplegables informativos que intentan resolver a determinadas preguntas. Sin embargo, al tratarse de Inteligencia Artificial, en muchas ocasiones sigue siendo necesaria la intervención de un experto en la materia.

“En nuestro caso, tenemos una herramienta específica, llamada Casia, con la que podemos comunicarnos telemáticamente con la Administración, a expensas de que nos respondan, sin saber cuándo o cómo. Este tipo de herramientas no las tiene el autónomo, por lo que ellos únicamente se encuentran con una plataforma en la que deben responder a unos formularios y ya está”.

Los asesores fiscales, por ejemplo, tienen la posibilidad de realizar determinados trámites mediante el CIRCE, lo que, según explicó María Dolores Ortega, se parecería a lo que antiguamente se conocía como ventanillas únicas. “Nosotros podemos centralizarlo todo, y todas las gestiones que necesita hacer un autónomo en varios pasos, nosotros podemos hacerlo todo a la vez”. Además, explicó, en algunos casos hay determinadas bonificaciones. “Si, por ejemplo, se va a constituir un Sociedad Limitada, conviene realizarlo a través del CIRCE, porque hay bonificación en las tasas, tanto en el Registro Mercantil como notarialmente. El problema es que los autónomos no tienen acceso a este tipo de programas”, señaló la experta fiscal.

 

Si quieres consultar más noticias: https://www.ariasassessors.com/actualidad/

Notícia extraída de: www.autonomosyemprendedor.es/articulo/tu-negocio/