Guía completa sobre la excedencia voluntaria

excedencia voluntaria

Guía completa sobre la excedencia voluntaria

¿Qué es la excedencia voluntaria?

La excedencia voluntaria es un derecho que tienen los trabajadores en España para solicitar una suspensión temporal de su contrato laboral por un periodo determinado, previa comunicación a su empleador. Durante este tiempo, el trabajador queda desvinculado temporalmente de su puesto de trabajo y no percibe salario, pero conserva ciertos derechos y garantías laborales.

En términos simples, la excedencia voluntaria es una situación en la que un trabajador decide dejar de trabajar de forma voluntaria en una empresa durante un periodo determinado sin perder su vínculo con la misma. Durante este periodo, el contrato de trabajo queda suspendido, lo que implica que el empleado no está obligado a prestar sus servicios laborales y el empleador no está obligado a pagar su salario. Sin embargo, al término de la excedencia, el trabajador tiene derecho a reincorporarse a su puesto de trabajo en las mismas condiciones en las que lo dejó.

Diferencias entre la excedencia voluntaria y otras formas de ausencia laboral

Es importante distinguir la excedencia voluntaria de otras formas de ausencia laboral, como las vacaciones, la baja por enfermedad o la baja por maternidad/paternidad. A diferencia de estas situaciones:

  • Vacaciones: Las vacaciones son periodos de descanso retribuido que el trabajador tiene derecho a disfrutar, generalmente de acuerdo con lo establecido en el convenio colectivo o en el contrato laboral. Durante las vacaciones, el contrato de trabajo permanece vigente y el trabajador sigue percibiendo su salario.
  • Baja por enfermedad: Cuando un trabajador se encuentra incapacitado para trabajar debido a una enfermedad o accidente, puede solicitar una baja por enfermedad, durante la cual sigue percibiendo una prestación económica, ya sea por parte de la empresa o de la Seguridad Social, según corresponda. Durante la baja por enfermedad, el contrato de trabajo sigue vigente.
  • Baja por maternidad/paternidad: En el caso de la maternidad o paternidad, el trabajador tiene derecho a una suspensión del contrato de trabajo durante un periodo determinado, durante el cual sigue percibiendo una prestación económica por parte de la Seguridad Social. A diferencia de la excedencia voluntaria, en la baja por maternidad/paternidad existe una protección especial por la ley y el empleado tiene derecho a reincorporarse a su puesto de trabajo en las mismas condiciones.

 

Derechos y obligaciones del trabajador en excedencia voluntaria

Protección del puesto de trabajo:

Durante la excedencia voluntaria, el trabajador tiene derecho a conservar su puesto de trabajo. Esto significa que al finalizar el periodo de excedencia, el empleador está obligado a reincorporar al trabajador en las mismas condiciones en las que se encontraba antes de iniciar la excedencia. Esta protección del puesto de trabajo está establecida en el artículo 46 del Estatuto de los Trabajadores.

Periodo máximo de duración:

La excedencia voluntaria puede tener una duración mínima y máxima, la cual está determinada por ley y por lo general se establece en el convenio colectivo aplicable o en el propio contrato de trabajo. En general, la duración mínima suele ser de un año, mientras que la máxima puede variar según las circunstancias y el convenio colectivo, aunque por lo general no suele superar los cinco años.

Posibilidad de prestación por desempleo:

Durante la excedencia voluntaria, el trabajador no tiene derecho a percibir salario por parte de la empresa. Sin embargo, en determinadas circunstancias, puede tener derecho a solicitar la prestación por desempleo ante el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Para ello, es necesario que el trabajador cumpla con los requisitos establecidos por la ley, como haber cotizado un mínimo de tiempo y no haber renunciado voluntariamente al empleo.

Otros beneficios y limitaciones:

  • Durante la excedencia voluntaria, el trabajador conserva ciertos derechos laborales, como la antigüedad en la empresa y la posibilidad de solicitar la reincorporación en caso de vacantes que se ajusten a su perfil profesional.
  • Es importante tener en cuenta que durante la excedencia voluntaria, el trabajador no cotiza a la Seguridad Social, lo que puede tener implicaciones en su carrera laboral, como la acumulación de periodos de cotización para la jubilación.
  • Además, el trabajador en excedencia voluntaria no puede desarrollar una actividad profesional remunerada durante este periodo, salvo algunas excepciones contempladas por la ley.

 

Procedimiento para solicitar la excedencia voluntaria:

  • Documentación necesaria: Para solicitar la excedencia voluntaria, el trabajador deberá presentar una solicitud por escrito a su empleador. Esta solicitud debe incluir información básica como el nombre del trabajador, la fecha de inicio y duración deseada de la excedencia, así como los motivos que justifican la solicitud. Además, es posible que el empleador requiera documentación adicional, como una carta de motivación o algún documento que respalde los motivos de la solicitud.
  • Plazos y forma de presentación: El trabajador debe presentar la solicitud de excedencia voluntaria con una antelación mínima determinada por ley, la cual suele estar establecida en el convenio colectivo aplicable o en el propio contrato de trabajo. En la mayoría de los casos, se requiere una notificación escrita con al menos 15 días de anticipación antes de la fecha de inicio de la excedencia. La solicitud puede ser entregada en mano al empleador o enviada por correo certificado para dejar constancia de la entrega.
  •  Respuesta del empleador y posibles escenarios: Una vez recibida la solicitud de excedencia voluntaria, el empleador tiene la obligación de responder en un plazo determinado, el cual también suele estar establecido por ley o por el convenio colectivo. En caso de aceptación de la solicitud, el empleador deberá comunicar por escrito al trabajador la aprobación de la excedencia y establecer la fecha de inicio y duración del periodo de excedencia.

En el caso de que el empleador rechace la solicitud de excedencia voluntaria, deberá comunicar por escrito al trabajador los motivos del rechazo. En esta situación, el trabajador puede optar por intentar negociar con el empleador para llegar a un acuerdo, o en última instancia, solicitar asesoramiento legal y evaluar la posibilidad de presentar una reclamación ante los órganos competentes.

Es importante tener en cuenta que, una vez concedida la excedencia voluntaria, el trabajador deberá cumplir con las condiciones establecidas y respetar los plazos acordados. Cualquier incumplimiento de las condiciones de la excedencia puede tener consecuencias legales, por lo que es fundamental actuar con responsabilidad y seguir el procedimiento adecuado durante todo el proceso.

 

Consideraciones importantes a tener en cuenta durante la excedencia voluntaria

  • Impacto en la cotización a la Seguridad Social: Durante el periodo de excedencia voluntaria, el trabajador deja de cotizar a la Seguridad Social, lo que puede afectar su historial laboral y tener implicaciones en su futura jubilación y prestaciones sociales. Es importante tener en cuenta este aspecto al planificar la excedencia, ya que puede influir en la toma de decisiones financieras a largo plazo.
  • Derecho a la reincorporación al puesto de trabajo: El trabajador en excedencia voluntaria tiene derecho a reincorporarse a su puesto de trabajo al finalizar el periodo de excedencia, en las mismas condiciones en las que se encontraba antes de iniciar la excedencia. Esta reincorporación debe ser solicitada por escrito al empleador con una antelación determinada, y el empleador está obligado a aceptarla, salvo circunstancias excepcionales.
  • Posibilidad de extensión de la excedencia: En algunos casos, el trabajador puede solicitar una extensión de la excedencia voluntaria más allá del periodo inicialmente acordado. Sin embargo, la concesión de la extensión queda a discreción del empleador y puede estar sujeta a condiciones adicionales. Es importante comunicar con anticipación al empleador cualquier intención de extender la excedencia y negociar los términos de la misma.
  • Implicaciones durante la excedencia para el trabajador y la empresa: Durante el periodo de excedencia voluntaria, tanto el trabajador como la empresa deben cumplir con ciertas obligaciones y responsabilidades. Para el trabajador, esto puede implicar la pérdida temporal de ingresos, la suspensión de cotizaciones a la Seguridad Social y la necesidad de planificar adecuadamente sus finanzas personales. Para la empresa, la excedencia puede suponer la pérdida temporal de un empleado cualificado, así como la necesidad de gestionar la reincorporación del trabajador al finalizar la excedencia.

 

Casos especiales y excepciones

  • Excedencia voluntaria por cuidado de hijos o familiares: Una de las situaciones más comunes en las que se solicita la excedencia voluntaria es para el cuidado de hijos o familiares dependientes. En estos casos, el trabajador puede solicitar una excedencia por un periodo determinado para atender necesidades familiares urgentes, como el cuidado de un recién nacido, la atención a un familiar enfermo o la asistencia a un familiar con discapacidad. Esta modalidad de excedencia está regulada por ley y ofrece ciertas garantías y protecciones adicionales para el trabajador.
  • Situaciones de crisis empresarial y excedencia voluntaria: En situaciones de crisis empresarial, como la reducción de la actividad económica o la reestructuración de la empresa, algunos empleadores pueden ofrecer la posibilidad de acogerse a una excedencia voluntaria como medida temporal para reducir costes laborales. En estos casos, la excedencia puede ser una alternativa para evitar despidos o recortes salariales, permitiendo a los trabajadores optar por una suspensión temporal del contrato de trabajo hasta que la situación de la empresa mejore. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la decisión de solicitar una excedencia voluntaria en estas circunstancias debe evaluarse cuidadosamente, considerando tanto las necesidades individuales del trabajador como la situación específica de la empresa.

 

Si tienes dudas, asesórate con Arias Assessors

En conclusión, la excedencia voluntaria es un derecho fundamental que permite a los trabajadores suspender temporalmente su contrato laboral con el objetivo de atender necesidades personales, familiares o profesionales. Es crucial comprender tanto los derechos como las obligaciones asociadas con la excedencia voluntaria para poder gestionarla de manera efectiva y evitar posibles conflictos.

Si tienes dudas o necesitas orientación sobre la excedencia voluntaria, te invitamos a buscar asesoramiento profesional. En Arias Assessors contamos con un equipo de expertos en derecho laboral que estarán encantados de ayudarte a entender tus derechos y obligaciones en relación con la excedencia voluntaria, así como a proporcionarte el asesoramiento necesario para tomar las mejores decisiones en tu situación particular.

No dudes en contactar con nosotros para obtener más información y asistencia personalizada. Estamos aquí para ayudarte en todo lo que necesites durante el proceso de excedencia voluntaria.