Guía sobre declaraciones complementarias

guia sobre declaraciones complementarias

Guía sobre declaraciones complementarias

¿Qué son las declaraciones complementarias?

Ocurre frecuentemente que un contribuyente, ya sea un autónomo persona física, profesional autónomo, o una sociedad, presenta una declaración de tributos de la cual, a posteriori, se detecta que ha sido presentada con errores,  bien sea por errores de cálculo, por omisión de algún dato importante, importes a tributar o a deducir que no se han tenido en cuenta… hablamos por ejemplo de una declaración de IVA modelo 303 errónea, una declaración de Renta mal calculada, pagos a cuenta del IRPF con cantidades mal declaradas….lo más importante es saber que esta circunstancia tiene solución  y que está en nuestras manos corregirla.

Las declaraciones complementarias son documentos tributarios que se presentan para corregir, completar o modificar la información proporcionada en una declaración fiscal previamente presentada ante la autoridad fiscal correspondiente, como la Agencia Tributaria en España. Estas declaraciones permiten rectificar errores, incluir ingresos u otros datos omitidos, aplicar deducciones no consideradas inicialmente, entre otras acciones, con el fin de reflejar de manera precisa y completa la situación fiscal del contribuyente.

Las declaraciones complementarias son un mecanismo fundamental en el ámbito tributario para garantizar la veracidad y la integridad de la información proporcionada a las autoridades fiscales. Permiten a los contribuyentes corregir cualquier situación irregular de forma voluntaria y proactiva, evitando así posibles sanciones o penalizaciones por parte de la administración tributaria.

Es importante destacar que las declaraciones complementarias deben presentarse de manera oportuna y transparente, siguiendo los procedimientos establecidos por la legislación fiscal y utilizando los formularios y medios de presentación adecuados. Esto garantiza una gestión fiscal adecuada y contribuye a mantener una relación de cumplimiento tributario responsable entre los contribuyentes y las autoridades fiscales.

Cabe tener en cuenta, no obstante, que no en todos los casos, para solventar una declaración errónea, tendremos que presentar una declaración complementaria. En otros casos, como ahora veremos, lo que deberemos presentar es una declaración substitutiva o en su caso una declaración rectificativa.

Básicamente:

  1. Presentaremos una declaración complementaria cuando nuestro error de cálculo u omisión de datos vayan en perjuicio de la Administración, es decir, hemos declarado y tributado por error menos de lo que deberíamos haber hecho desde un inicio.
  2. Presentaremos una declaración rectificativa cuando el error u omisión vaya en nuestro beneficio, es decir, en los casos en los que hemos pagado de más o por error hemos pedido una devolución menor de la que nos correspondía. El ejemplo más evidente de estas rectificaciones es la declaración rectificativa de la declaración de renta a nuestro favor.
  3. Presentaremos una declaración sustitutiva cuando no afecta al resultado, cuando se trata de declaraciones informativas (modelo 347, modelo 390 Resumen Anual IVA) en los cuales se han declarado datos erróneos pero que no afectan a un pago en concreto sino a la simple subsanación de datos mal declarados.


¿Cuándo es necesario presentar una declaración complementaria?

Presentar una declaración complementaria es necesario en diversas situaciones en las que se detectan errores, omisiones o inexactitudes en la declaración fiscal inicialmente presentada. A continuación, se detallan algunas de las situaciones más comunes que requieren la presentación de una declaración complementaria:

  1. Errores en la declaración inicial: Si al revisar la declaración fiscal presentada se detectan errores en los datos proporcionados, ya sea en los ingresos declarados, las deducciones aplicadas, los cálculos realizados u otros aspectos, es necesario presentar una declaración complementaria para corregir dichos errores y reflejar la información de manera precisa.
  2. Omisiones de ingresos o deducciones: Si se omitieron ingresos, ganancias o beneficios en la declaración inicial, o si no se aplicaron deducciones a las que se tenía derecho, es necesario presentar una declaración complementaria para incluir esta información y ajustar la base imponible de acuerdo con la realidad fiscal del contribuyente.
  3. Recepción de información adicional: Si después de presentar la declaración inicial se recibe información adicional relevante que no se tenía en cuenta en el momento de la presentación, como notificaciones de ingresos, retenciones o deducciones que no se reflejaron inicialmente, es necesario presentar una declaración complementaria para incorporar esta información y actualizar la situación fiscal.
  4. Corrección de datos erróneos o desactualizados: Si se detectan datos erróneos o desactualizados en la declaración inicial, como errores en la identificación del contribuyente, datos incorrectos sobre bienes o actividades económicas, entre otros, es necesario presentar una declaración complementaria para corregir estos datos y evitar posibles problemas futuros con la administración tributaria.
  5. Modificación de criterios fiscales: Si se producen cambios en la normativa fiscal aplicable o en los criterios de interpretación de la misma que afectan a la situación fiscal del contribuyente, es posible que sea necesario presentar una declaración complementaria para ajustar la declaración inicial a estos cambios y cumplir con la normativa vigente.

 

Tipos de declaraciones complementarias

Las declaraciones complementarias pueden clasificarse según la naturaleza del error o la omisión a corregir en la declaración fiscal inicial. A continuación, se presenta un desglose de los distintos tipos de declaraciones complementarias más comunes:

  1. Declaración complementaria por ingresos no declarados:
    • Este tipo de declaración complementaria se presenta cuando se han omitido ingresos en la declaración fiscal inicial. Puede ser necesario cuando se descubren ingresos adicionales que no se tuvieron en cuenta al presentar la declaración original, ya sea por ventas, alquileres, intereses, dividendos u otras fuentes de ingresos.
  2. Declaración complementaria por deducciones no aplicadas:
    • Se presenta cuando se omitieron deducciones a las que se tenía derecho en la declaración fiscal inicial. Esto puede ocurrir cuando se pasa por alto la posibilidad de aplicar deducciones por gastos deducibles, inversiones, donaciones u otros conceptos que reducen la base imponible del contribuyente.
  3. Declaración complementaria por errores en cálculos:
    • Este tipo de declaración complementaria se presenta cuando se detectan errores en los cálculos realizados en la declaración fiscal inicial. Puede incluir errores en la aplicación de tipos impositivos, mal cálculo de deducciones, omisión de retenciones u otros errores numéricos que afectan a la precisión de la declaración.
  4. Declaración complementaria por cambios en criterios fiscales:
    • Se presenta cuando se producen cambios en los criterios fiscales aplicables que afectan a la situación fiscal del contribuyente. Esto puede incluir cambios en la normativa fiscal, interpretaciones de la administración tributaria, resoluciones judiciales u otros cambios legales que requieren la revisión y corrección de la declaración inicial.
  5. Declaración complementaria por errores formales o de identificación:
    • Este tipo de declaración complementaria se presenta para corregir errores formales o de identificación en la declaración inicial, como errores en los datos personales del contribuyente, errores en la identificación de bienes o actividades económicas, entre otros aspectos que no afectan directamente a la base imponible pero que deben corregirse por razones legales o administrativas.

 

Procedimiento para presentar una declaración complementaria

Presentar una declaración complementaria de manera correcta y efectiva requiere seguir un procedimiento adecuado. A continuación, se detallan los pasos a seguir para presentar una declaración complementaria ante la Agencia Tributaria de manera eficiente:

  1. Identificar la necesidad de presentar una declaración complementaria:
    • El primer paso es identificar la necesidad de presentar una declaración complementaria. Esto puede ser resultado de la detección de errores, omisiones o inexactitudes en la declaración fiscal inicialmente presentada.
  2. Acceder al formulario correspondiente:
    • El siguiente paso es acceder al formulario específico para la presentación de la declaración complementaria. Este formulario está disponible en la página web de la Agencia Tributaria o puede obtenerse en sus oficinas físicas. Es importante asegurarse de utilizar el formulario correcto según el tipo de declaración complementaria que se vaya a presentar.
  3. Cumplimentar el formulario correctamente:
    • Una vez obtenido el formulario, es necesario cumplimentarlo correctamente con toda la información requerida. Esto incluye proporcionar los datos personales del contribuyente, así como los detalles específicos relacionados con la declaración complementaria que se está presentando, como los ingresos adicionales, las deducciones no aplicadas o los errores a corregir.
  4. Adjuntar la documentación necesaria:
    • En algunos casos, puede ser necesario adjuntar documentación adicional que respalde la información proporcionada en la declaración complementaria. Esto puede incluir facturas, recibos, justificantes de ingresos o cualquier otro documento relevante que respalde los datos declarados.
  5. Verificar la información antes de la presentación:
    • Antes de presentar la declaración complementaria, es importante revisar cuidadosamente toda la información proporcionada para asegurarse de que sea correcta y completa. Esto incluye verificar los cálculos realizados, asegurarse de que no haya errores formales o de identificación, y confirmar que se haya adjuntado toda la documentación necesaria.
  6. Presentar la declaración complementaria ante la Agencia Tributaria:
    • Una vez completado el formulario y verificada la información, la declaración complementaria puede presentarse ante la Agencia Tributaria. Esto puede hacerse de forma telemática a través de la sede electrónica de la Agencia Tributaria, utilizando el sistema de certificado digital o clave PIN, o también de manera presencial en las oficinas físicas de la Agencia Tributaria.
  7. Obtener el justificante de presentación:
    • Después de presentar la declaración complementaria, se emitirá un justificante de presentación que confirma la recepción de la declaración por parte de la Agencia Tributaria. Es importante conservar este justificante como comprobante de la presentación realizada.

 

Consecuencias de no presentar una declaración complementaria

La omisión de corregir errores u omisiones en la declaración inicial puede acarrear una serie de riesgos y sanciones que afectan la situación fiscal del contribuyente. A continuación, se detallan las principales consecuencias de no presentar una declaración complementaria:

  1. Riesgos financieros y legales:
    • La omisión de corregir errores en la declaración inicial puede resultar en una liquidación incorrecta del impuesto, lo que puede generar pagos adicionales en forma de recargos, intereses de demora o sanciones por parte de la administración tributaria. Además, puede dar lugar a la apertura de procesos de inspección tributaria que pueden resultar en sanciones más graves o incluso en acciones legales en casos de fraude fiscal.
  2. Sanciones por incumplimiento:
    • La falta de presentación de una declaración complementaria cuando es necesaria puede dar lugar a sanciones por incumplimiento de las obligaciones fiscales. Estas sanciones pueden variar en función del tipo de omisión y la gravedad del incumplimiento, pero pueden incluir multas económicas proporcionales al importe no declarado, así como sanciones adicionales en casos de reincidencia o fraude.
  3. Aumento de la deuda tributaria:
    • La omisión de ingresos o la aplicación incorrecta de deducciones en la declaración inicial puede resultar en una deuda tributaria no pagada correctamente. Con el paso del tiempo, esta deuda puede aumentar debido a los recargos e intereses de demora aplicados por la administración tributaria, lo que puede suponer una carga financiera adicional para el contribuyente.
  4. Perjuicio a la reputación financiera:
    • El incumplimiento de las obligaciones fiscales puede tener repercusiones en la reputación financiera del contribuyente, tanto a nivel personal como empresarial. La falta de transparencia y honestidad en el cumplimiento de las obligaciones fiscales puede afectar la confianza de los clientes, proveedores e inversores, lo que puede tener consecuencias negativas a largo plazo en la actividad económica del contribuyente.

 

Errores comunes a evitar al presentar una declaración complementaria

Al presentar una declaración complementaria, es importante evitar ciertos errores que pueden afectar la precisión y la eficacia de la corrección fiscal. A continuación, se describen algunos de los errores más frecuentes y se proporcionan consejos prácticos para evitarlos:

  1. No identificar correctamente el tipo de error u omisión:
    • Error: No identificar correctamente el tipo de error u omisión en la declaración inicial puede llevar a presentar una declaración complementaria incorrecta, lo que no corregirá adecuadamente la situación fiscal.
    • Consejo: Antes de presentar la declaración complementaria, asegúrate de identificar con precisión el tipo de error u omisión que necesitas corregir. Revisa detenidamente la información para determinar qué aspectos deben ser corregidos y cómo deben ser abordados.
  2. Omitir información relevante:
    • Error: Omitir información relevante al presentar la declaración complementaria puede resultar en una corrección incompleta de la situación fiscal, lo que puede generar problemas futuros con la administración tributaria.
    • Consejo: Revisa cuidadosamente todos los documentos e información relacionada con la declaración fiscal inicial para asegurarte de no omitir ningún dato relevante. Es importante incluir todos los ingresos, deducciones y cualquier otro detalle que pueda afectar la precisión de la declaración.
  3. No adjuntar la documentación necesaria:
    • Error: No adjuntar la documentación necesaria que respalde la información proporcionada en la declaración complementaria puede dificultar la verificación de la corrección de la información por parte de la administración tributaria.
    • Consejo: Asegúrate de adjuntar toda la documentación necesaria, como facturas, recibos, justificantes de ingresos o deducciones, para respaldar la información proporcionada en la declaración complementaria. Esto facilitará la verificación por parte de la administración tributaria y reducirá el riesgo de posibles discrepancias.
  4. Errores en los cálculos:
    • Error: Cometer errores en los cálculos realizados al completar la declaración complementaria puede afectar la precisión de los resultados y generar discrepancias con la administración tributaria.
    • Consejo: Revisa cuidadosamente todos los cálculos realizados al completar la declaración complementaria para asegurarte de que sean correctos. Utiliza herramientas de cálculo adecuadas y verifica los resultados para evitar posibles errores numéricos.
  5. No verificar la información antes de la presentación:
    • Error: No verificar la información proporcionada antes de la presentación puede resultar en la presentación de una declaración complementaria incorrecta, lo que puede generar problemas futuros con la administración tributaria.
    • Consejo: Antes de presentar la declaración complementaria, realiza una revisión exhaustiva de toda la información proporcionada para asegurarte de que sea correcta y completa. Verifica los datos, los cálculos y la documentación adjunta para evitar posibles errores u omisiones.

 

Consejos prácticos para asegurar la corrección y completitud de la información fiscal:

  1. Mantén registros actualizados: Lleva un registro detallado de todos los ingresos, gastos, deducciones y otras transacciones financieras relevantes para tu declaración fiscal.
  2. Revisa regularmente tus registros: Realiza revisiones periódicas de tus registros financieros para identificar posibles errores u omisiones que necesiten ser corregidos.
  3. Consulta con un profesional: Si tienes dudas sobre cómo completar correctamente tu declaración complementaria, considera buscar asesoramiento profesional de un contable o asesor fiscal.
  4. Utiliza herramientas de ayuda: Utiliza herramientas de software o aplicaciones móviles diseñadas para ayudar en la preparación y presentación de declaraciones fiscales, lo que puede reducir el riesgo de errores humanos.
  5. Sé proactivo: No esperes hasta el último momento para corregir errores en tu declaración fiscal. Cuanto antes identifiques y corrijas cualquier error u omisión, mejor será para tu situación fiscal y evitarás posibles problemas con la administración tributaria.

 

Casos prácticos y ejemplos

  1. Omisión de ingresos adicionales:
    • Situación: Un contribuyente presenta su declaración de renta anual y omite incluir ingresos adicionales provenientes de un trabajo freelance que realizó durante el año fiscal.
    • Solución: El contribuyente debe presentar una declaración complementaria en la que incluya los ingresos omitidos, proporcionando detalles precisos sobre el monto y la naturaleza de los ingresos. Además, debe adjuntar cualquier documentación relevante, como facturas o recibos, que respalde la información proporcionada.
  2. Errores en la aplicación de deducciones:
    • Situación: Una empresa presenta su declaración de impuesto de sociedades y comete un error al calcular las deducciones aplicables, lo que resulta en un monto impositivo incorrecto.
    • Solución: La empresa debe presentar una declaración complementaria en la que corrija el error en el cálculo de las deducciones y ajuste la base imponible de acuerdo con la normativa fiscal aplicable. Es importante proporcionar una explicación clara del error cometido y adjuntar cualquier documentación necesaria que respalde la corrección realizada.
  3. Cambios en la interpretación de la normativa fiscal:
    • Situación: Un contribuyente presenta su declaración de IVA y aplica una interpretación incorrecta de la normativa fiscal en relación con la deducibilidad de ciertos gastos.
    • Solución: El contribuyente debe presentar una declaración complementaria en la que rectifique la interpretación errónea de la normativa fiscal y ajuste la declaración de acuerdo con la interpretación correcta. Es importante explicar claramente los motivos del cambio y proporcionar cualquier documentación de respaldo que justifique la corrección realizada.
  4. Errores formales en la declaración inicial:
    • Situación: Un contribuyente presenta su declaración de renta anual y comete errores en la cumplimentación de los datos personales y de identificación.
    • Solución: El contribuyente debe presentar una declaración complementaria en la que corrija los errores formales en la declaración inicial, proporcionando los datos personales y de identificación correctos. Es importante asegurarse de que toda la información proporcionada sea precisa y esté actualizada.

 

¿Necesitas asesoramiento?

Si te encuentras en una situación donde necesitas presentar una declaración complementaria o tienes dudas sobre cómo hacerlo correctamente, es fundamental contar con el asesoramiento profesional adecuado. En Arias Assessors estamos aquí para ayudarte.

¿Por qué elegir Arias Assessors?

  1. Experiencia y especialización: Contamos con un equipo de expertos en materia fiscal con amplia experiencia en la presentación de declaraciones complementarias y resolución de problemas fiscales.
  2. Asesoramiento personalizado: Nos comprometemos a proporcionarte un asesoramiento personalizado y adaptado a tu situación específica. Nos tomamos el tiempo necesario para entender tus necesidades y ofrecerte soluciones eficaces.
  3. Cumplimiento normativo: Nuestro objetivo es garantizar el cumplimiento adecuado de tus obligaciones tributarias, evitando posibles sanciones o problemas con la administración tributaria.

¿Cómo podemos ayudarte?

  • Ofrecemos servicios integrales de asesoramiento fiscal, que incluyen la preparación y presentación de declaraciones complementarias, la resolución de consultas fiscales y la representación ante la administración tributaria.
  • Nos comprometemos a brindarte el apoyo y la orientación necesarios en cada paso del proceso, asegurándonos de que comprendas completamente tus obligaciones fiscales y las opciones disponibles para ti.

No te enfrentes solo a tus problemas fiscales. RECUERDA que rectificar una declaración mediante la presentación de una COMPLEMENTARIA te puede ahorrar sanciones con la Administración, ya que estaremos subsanando el error de forma voluntaria sin esperar el requerimiento de la Administración.

¡Contáctanos hoy mismo para obtener ayuda especializada y garantizar el cumplimiento adecuado de tus obligaciones tributarias!