La Seguridad Social finalmente «revisará» las ayudas dadas a más de 150.000 autónomos durante el COVID

La Seguridad Social finalmente «revisará» las ayudas dadas a más de 150.000 autónomos durante el COVID

La Seguridad Social finalmente comenzará a revisar durante los próximos meses las prestaciones por cese de actividad que concedió a más de 150.000 autónomos cuando se decretó el estado de alarma por la pandemia del COVID. Para ATA, es una medida «absurda», máxime si miles de ellos tuvieran que devolver las ayudas.

La Seguridad Social se va a poner a revisar a partir de septiembre y durante los próximos meses las ayudas que concedió a más de 150.0000 autónomos al principio de la pandemia, cuando se decretó el Estado de Alarma y se obligó a muchos negocios a echar el cierre. Como ya avanzó este diario, existe el riesgo de que, terminada esta auditoría, miles de autónomos podrían tener que devolver -por no cumplir los requisitos establecidos- las prestaciones extraordinarias por cese de actividad que percibieron hace tres años al principio de los confinamientos por el COVID.

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) tuvo conocimiento y  confirmó a este diario que la Seguridad Social ha decidido iniciar un procedimiento de revisión que afectará finalmente a más de 150.000 autónomos que percibieron algunas de las prestaciones por cese de actividad durante los peores meses de la pandemia. Teniendo en cuenta que esta prestación habría alcanzado, al menos, a 1,5 millones de trabajadores por cuenta propia en el momento más álgido de la pandemia, habría ahora mismo más de un 10% de los beneficiarios expuestos a revisión y, en caso de encontrarles alguna irregularidad, a tener que devolver miles de euros de ayudas que les fueron concedidas por verse obligados a cerrar el negocio.

Para ATA esto constituye un «escándalo» porque estas subvenciones se concibieron en un momento de Estado de Alarma que el propio Tribunal Constitucional ya calificó en distintas sentencias como «inconstitucional».

Por lo tanto, asegura la primera organización de autónomos del país, no tendría sentido «que esos autónomos, a los que se les obligó a cerrar por un decreto inconstitucional, ahora se les revise y quizá se les reclame la devolución de las ayudas por no cumplir unas normas. Repetimos, a raíz de un Estado de Alarma que fue declarado ilegal».

La Federación se mostró «preocupada» por estos hechos que califica como «absurdos» y explicó que «si en este país hay que amnistiar a alguien debe ser a estos más de 150.000 autónomos que no han cometido delito alguno y a los que se les obligó a cerrar, a confinarse, y ahora se revisa las ayudas que recibieron con el peligro de tener que devolver, quizá, la limosna de compensación que se les dio por los daños causados en su negocio a raíz de un decreto de Estado de Alarma que fue declarado inconstitucional».

150.000 autónomos serán revisados para ver si deben devolver las ayudas que recibieron durante el COVID

Estos más 150.000 autónomos que, según ATA, van a verse inmersos en una revisión de las prestaciones que cobraron en 2020 se arriesgan a devolver, como mínimo, 660 euros más la exoneración de su cuota por cada uno de los tres meses que percibieran la prestación por cierre o caída de ingresos, todo motivado por las reglas que establecieron los distintos decretos emitidos por el Gobierno durante el Estado de Alarma.

La revisión y posible devolución se debería a que estos trabajadores habrían incumplido las condiciones -muchas veces leoninas- de estas ayudas, como pueden ser no haber acreditado el cierre o estar por encima del porcentaje de caída de facturación requerido en la norma, entre otras.

Incluso en algunos casos se estaría planteando solicitar la devolución de las ayudas a los autónomos por causas, según ATA, tan «absurdas» como haber compatibilizado el cese de actividad con otras prestaciones como la maternidad, cuando es bien sabido que el propio Gobierno rectificó en su momento y reconoció la compatibilidad entre ambas prestaciones.

150.000 autónomos serán revisados para ver si deben devolver las ayudas que recibieron durante el COVID

Estos más 150.000 autónomos que, según ATA, van a verse inmersos en una revisión de las prestaciones que cobraron en 2020 se arriesgan a devolver, como mínimo, 660 euros más la exoneración de su cuota por cada uno de los tres meses que percibieran la prestación por cierre o caída de ingresos, todo motivado por las reglas que establecieron los distintos decretos emitidos por el Gobierno durante el Estado de Alarma.

La revisión y posible devolución se debería a que estos trabajadores habrían incumplido las condiciones -muchas veces leoninas- de estas ayudas, como pueden ser no haber acreditado el cierre o estar por encima del porcentaje de caída de facturación requerido en la norma, entre otras.

Incluso en algunos casos se estaría planteando solicitar la devolución de las ayudas a los autónomos por causas, según ATA, tan «absurdas» como haber compatibilizado el cese de actividad con otras prestaciones como la maternidad, cuando es bien sabido que el propio Gobierno rectificó en su momento y reconoció la compatibilidad entre ambas prestaciones.

Así lo comunicó hace más de tres años Lorenzo Amor, presidente de ATA, a través de sus redes sociales.

Bienvenida la nueva rectificación del Gobierno!!!
Hoy publica el BOE,y tras la denuncia de @autonomosata de muchos casos como este de Antonio
Los autónomos que cobren otra prestación de Seguridad Social,podrán acceder a la prestación por cese de actividad
Enhorabuena Antonio! pic.twitter.com/4L57jtIoQA

Habría muchos casos en los que las ayudas son difíciles de justificar

Las prestaciones por cese de actividad durante la pandemia se concedieron por dos motivos: el primero fue haber cerrado el negocio a raíz del Estado de Alarma y el segundo, para los negocios considerados esenciales, no haberse visto obligados a cerrar pero haber soportado una caída de facturación superior al 75%.

Por tanto, lógicamente, las revisiones que pretendería llevar a cabo la Seguridad social a estos más de 150.000 autónomos se deberían, fundamentalmente a estas causas. Seguramente, por no haber justificado debidamente esa caída por encima del 75% de la facturación o esa obligación de cerrar el negocio.

Además, otros de los motivos importantes por los que se podrían reclamar las ayudas a los autónomos serían no estar en ese momento al corriente de pago de las obligaciones con la Seguridad Social -por ejemplo, por tener cotizaciones pendientes de abonar o no haber aportado la documentación requerida, entre otras causas.

En cuanto a los motivos, según ATA, no tiene sentido revisar la incompatibilidad del cese de actividad, por ejemplo, con la maternidad «cuando el Gobierno reconoció que este último requerimiento era un error. Y aún con todo, piensa reclamar las ayudas a los autónomos que percibían en ese momento otras prestaciones que nada tienen que ver con el cese de actividad ni la situación extraordinaria que se estaba viviendo en aquel entonces».

Además, a juicio de ATA, también hubo otros fallos del Real Decreto que podrían estar generando muchas de estas revisiones como por ejemplo la exigencia de acreditar la caída de un 75% de los ingresos para autónomos como arquitectos o diseñadores que trabajan por proyectos en determinadas épocas del año y no pueden justificar muchas veces tal caída. O los autónomos en módulos, que no tienen que hacer balance anual y que tiene muy complicado justificar caída de ingresos. Las casuísticas y la inseguridad jurídica en aquellos momentos eran muy grandes.

«Una vez más se están exigiendo responsabilidades a los autónomos sin tener en cuenta la absoluta vulnerabilidad y excepcionalidad en la que se encontraban en ese momento. Y la inseguridad jurídica en la que se encontraban en aquel momento miles de autónomos que sólo veían sus negocios cerrados. 

ATA dice que si a alguien hay que «amnistiar» es a los 150.000 autónomos que se arriesgan a devolver las ayudas por la pandemia

De hecho, y tras tener conocimiento de la cifra de autónomos que finalmente van a estar sometidos a una revisión de sus ayudas y se están arriesgando a devolver las ayudas, el presidente de ATA solicitó «amnistiar» a todos estos trabajadores por cuenta propia. 

Según ATA, «la prestación por cese de actividad parte de un confinamiento y un Estado de Alarma declarado inconstitucional y por tanto ilegal. No tiene sentido que a esos autónomos que se les obligó a cerrar, se les reclame una devolución de ayudas,  por no cumplir una norma a raíz de un estado de alarma declarado inconstitucional».

Por ello, la Federación pide » amnistía para los 150.000 autónomos que sin haber cometido ningún delito ni ser prófugos de la justicia se les está reclamando la limosna de compensación que se les dio por todos estos daños»,