Aclaraciones Ley Segunda Oportunidad (Particulares y Autónomos) tras la reforma de la Ley Concursal

Ley Segunda Oportunidad

Aclaraciones Ley Segunda Oportunidad (Particulares y Autónomos) tras la reforma de la Ley Concursal

Por medio de la Ley 16/2022, de 5 de septiembre, el legislador español adoptó las reformas legislativas necesarias para la trasposición a nuestro derecho de la Directiva 2019/1023, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de junio de 2019, acometiendo una importante modificación del texto refundido de la Ley Concursal, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2020, de 5 de mayo (TRLC).

Esto supone un cambio integral de la situación de los procedimientos de insolvencia en nuestro país, que persigue su flexibilización y que gira en torno a varios pilares básicos, entre ellos la que nos ocupa en este artículo referente a la configuración de un procedimiento de segunda oportunidad o de exoneración del pasivo insatisfecho más eficaz.

A través de la reforma, según ya hemos adelantado, el legislador trata de establecer una segunda oportunidad más eficaz, ampliando la relación de deudas exonerables e introduciendo la posibilidad de que se lleve a cabo con sujeción a un plan de pagos y sin liquidación previa del patrimonio del deudor. Además, y entre otras novedades, se deja de condicionar su obtención a la satisfacción de cierto tipo de deudas y se eliminan la necesidad de haber intentado un acuerdo extrajudicial de pagos y el requisito de que no hubiese rechazado oferta de empleo en los 4 años anteriores a la declaración de concurso.

Algunas claves a tener en cuenta:

  • La Ley de Segunda Oportunidad permite cancelar hasta el 100% de las deudas pendientes, siempre que se cumpla con los requisitos para acogerse.
  • Es necesario tener deudas (aunque estén al corriente de pago) con al menos dos acreedores diferentes: entidades financieras, proveedores, Hacienda, Seguridad Social…
  • Tras la reforma de 2022 de la Ley de Segunda Oportunidad se acortan los plazos (hasta un máximo de 18 meses), se simplifica el procedimiento y se abaratan los costes.
  • Con la nueva Ley de Segunda Oportunidad es posible cancelar hasta un máximo de 10.000 € de deuda con Hacienda y otros 10.000 € de deuda con la Seguridad Social.
  • Ya no es necesario intentar un acuerdo extrajudicial con los acreedores para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad, siendo posible acudir a fase judicial directamente.

 

La Ley de Segunda Oportunidad tiene en cuenta el historial crediticio del deudor insolvente.

Y es que no se trata de un instrumento que permita librarse de los pagos, sino de un auxilio a quien ha demostrado ser buen pagador, pero atraviesa una mala tesitura económica.

Por eso, para recurrir a este mecanismo, el deudor debe cumplir una serie de requisitos, que van encaminados a probar que se trata de un deudor que ha actuado de buena fe.

Para demostrar ser un deudor de buena fe hay que cumplir varios requisitos: que el concurso no sea declarado culpable, no haber sido condenado por delitos contra el Patrimonio, Hacienda, Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores en los últimos diez años, haber celebrado un intento de acuerdo extrajudicial, y no haberse acogido a la exoneración de pagos en la última década.

Si desea obtener más información, contacte con Arias Assessors, y les concretaremos una cita con nuestro gabinete de abogados a fin de encontrar la mejor solución para sus deudas.