Nuevo criterio del INSS sobre acceso a la jubilación anticipada por causa no imputable al trabajador en caso de despido tácito por cierre de la empresa

trabajador-jubilado

Nuevo criterio del INSS sobre acceso a la jubilación anticipada por causa no imputable al trabajador en caso de despido tácito por cierre de la empresa

El INSS, mediante el Criterio 23/2023, aclara que es factible acceder a una jubilación anticipada involuntaria en el caso de la terminación del contrato de trabajo debido a un despido tácito, similar a la situación que ya se aplicaba a los empleados despedidos en circunstancias de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que cumplían los años cotizados requeridos y el requisito crucial de la edad.

Se requiere haber alcanzado una edad que, como máximo, sea hasta cuatro años menor que la edad específica que corresponde en cada caso, de acuerdo con lo establecido en el artículo 205.1.a) de la LGSS. En esta circunstancia, no se aplicarán los coeficientes reductores por jubilación anticipada debido a actividad laboral o discapacidad, tal como se establece en los artículos 206 y 206 bis de la LGSS.

Partiendo de las edades de jubilación y el período de cotización establecido con carácter general en la D.T. 7.ª de la LGSS. El acceso a esta prestación supone quitar cuatro años a la edad fijada normativamente en cada momento. A modo de ejemplo:

2023 37 años y 9 meses o más 61 años
Menos de 37 años y 9 meses 62 años y 4 meses
2024 38 o más años 61 años
Menos de 38 años 62 años y 6 meses
2025 38 años y 3 meses o más 61 años
Menos de 38 años y 3 meses 62 años y 8 meses
2026 38 años y 3 meses o más 61 años
Menos de 38 años y 3 meses 62 años y 10 meses
A partir de 2027 38 años y 6 meses o más 61 años
Menos de 38 años y 6 meses 62 años

 

El INSS asume la doctrina jurisprudencial y, en su Criterio de Gestión n.º 23/2023, de 11 de septiembre de 2023, entiende que para acceder a la jubilación anticipada por causa no imputable al trabajador procede entender incluidos en los supuestos contemplados en los apartados 1ª y 2ª del artículo 207.1 d) del TRLGSS, las extinciones de los contratos de trabajo causadas por un cierre «de facto» de la empresa cuando la extinción de los contratos de trabajo no se haya tramitado por la vía de los artículos 51 y 52 del TRLET como preceptivamente establece la norma.

Acceso a la pensión de jubilación anticipada que deriva del cese en el trabajo por causa no imputable al trabajador

El art. 207.1 de la Ley General de la Seguridad Social señala unas causas de extinción del contrato de trabajo tasadas, la cual contempla el despido colectivo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción conforme al artículo 51 del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, así como el despido por causas objetivas conforme al artículo 52 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores. Esta norma se creó como cláusula antifraude para evitar que el despido fuese meramente aparente, sin sustrato real y con la sola finalidad de posibilitar el acceso del trabajador a la jubilación anticipada.

STS n.º 1013/2021, de 14 de octubre de 2021, ECLI:ES:TS:2021:3927 y STS n.º 828/2022, de 17 de octubre de 2022, ECLI:ES:TS:2022:3778

«Legalmente, un cierre de empresa que vaya a dar lugar a la extinción de los contratos de trabajo de los trabajadores tiene que encauzarse preceptivamente, sin realizar ahora mayores previsiones, por la vía del artículo 51 ET o del artículo 52 c) ET, dependiendo del número de empleados afectos. Pero el hecho de que la empresa no proceda al cierre como legalmente debe hacerlo (…), sino que el cierre sea de facto y, en consecuencia, que los despidos sean tácitos (…), no puede perjudicar, ni el incumplimiento hacerse recaer, sobre el trabajador.»